Advertise Here
Want to advertise here? Get started for as little as $5
Oasis

Oasis

A Poem by Raquelita
"

para mi amigo que se murio el 8 de febrero

"

Yo caminé a nuestro invernadero ayer;

había necesitado los días anteriores

para tomarte adentro, antes de poder

dejarte afuera. Algunos lutos son así;

ellos se sientan a las orillas de cualquier

pequeño pedazo de propiedad que tu alma

salvó y tendió, antes de mostrarte

cuando van a estallar en llamas

y tan severo será, el daño.

 

Todo afuera ahora

 tiene color de arcilla, de pérdida; cubierta

con el polvo del maltrato del hombre

y estos vientos sin descanso desde

el interior seco; el oxigeno

ya fue tan tenue cómo unas memorias,

tan frágil cómo el ala de un colibrí.

 

Me quede una hora en ese espacio,

verde, verde; respirando, que visionamos

y dimos a vida, excavado de los huesos

muertos de la tierra. Por primera vez

en tres días, podría yo respirar profundamente

y el acto de respiración fue un acto

de fe, de oración, de aún no, rendirme.

Todo fue preparándose para florecer,

fue pesado con fruta, o preñado

como la pausa que precede

un gran desastre natural.

 

El corazón siempre se pone silencioso

y los pájaros dejan de cantar, antes de cualquiera clase

de terremoto destructivo, los que consumen

los días que no sabemos, ya no tenemos.

 

Admiré lo intricado de una pasiflora,

tapas tan complicadas cómo las visiones

que pusimos a papel; miré

la simplicidad de una rosa, la que pediste

y yo escogí y sembré; colorada, tu dijiste, cómo

los labios de tu amor perdida, suave

y exuberante como un pecado bello.

Tomé adentro

la aroma de higo madurando, nunca

antes, deseaba tanto partir uno y dar

la mitad, a ti. Me quede en estos momentos

bañada en la maravilla, la verdad del oasis

que diseñamos para florecer en los desiertos

de Guatemala, de Latino América, de la vida.

Veo ahora, me contrataste

para ser no menos que la guardián

de tu redención. ¿Supimos con tiempo,

si fui exitosa o fracasada? Aún no he

evaluado la extensión de este incendio.

 

Soy egoísta, soy vana, nací cómo

tonta espiritual y escéptica religiosa.

No te perdimos

por un propósito divino; eres perdido

a pesar de una serie de fallas humanas,

arrogancias, fragilidades. No te puedo imaginar

“en un mejor lugar” que lo donde tuviste ya

décadas para ser amado, necesitado,

de servicio divino, útil.

 

No te quiero en el Cielo,

te quiero en algún café, donde

sentamos y te solicito consejo;  qué hago

sobre una decisión pesando en mi corazón;

y te pregunto si al fin, encontraste

tu propio oasis- refugio de los demonios

de “insuficiente” que te persiguieron;

los bulíes en tu rededor que consumen

cualquiera cosa verde, creciendo, alegre.

¿Qué chance tuvimos, en cualquier momento,

contra esta fuerza, este ambiente?

 

Supongo, por lo que me contaron, la respuesta

es no; supongo si significamos tanto uno al otro,

que pienso- un día, te veré a pie, enfrente

de mí, con tus ojos ahora claros y lucidos,

en la entrada de un gran jardín, diciéndome,

Ven, para ver esta rosa que sembré

para ti.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

© 2021 Raquelita


My Review

Would you like to review this Poem?
Login | Register




Request Read Request
Add to Library My Library
Subscribe Subscribe


Stats

125 Views
Added on February 12, 2021
Last Updated on February 14, 2021

Author

Raquelita
Raquelita

entre Guatemala y Estados Unidos



About
Esto es el perfil alternativo de la escritora Marie Anzalone. Para mi, el Espanol es el idioma del alma, y estoy tratando de mejorar mi uso de las formas y las palabras. Esto perfil sirve entonces par.. more..

Writing